martes, 27 de noviembre de 2007

EL DERECHO DEL AUTOR VS. LA PIRATERIA EN VENEZUELA

SI ANTES ERA DIFÍCIL AHORA SERÁ IMPOSIBLE COMBATIR LA PIRATERÍA
Iván Zambrano
Presidente de la ANAC

“Saman aseguró que con esta modificación a la madre de las leyes se busca quitar el carácter criminal a la piratería” y así poder establecer puentes de comunicación con aquellas personas que hacen copias no autorizadas, y buscar la estrategia para retirarlos del mercado”.
Lo anterior apareció en una entrevista hecha al director del Servicio Autónomo Nacional de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer), señor Eduardo Saman, principal proponente de la reforma del artículo 98 de la Constitución, referente a los derechos de autor. a pagina entera en el encarte-periódico del Ministerio de la Cultura: “Todos Adentro” (sabado 24 /11/2007, pagina 12).
Cómo se lo señalamos en nota anterior y lo hemos mencionado en los medios de comunicación los autores cinematográficos compartimos la inquietud de muchos autores en referencia a como quedarán los derechos del autor o autora a partir de la reforma. Si bien consideramos importante corregir gazapos y errores existentes tanto en la constitución como en las leyes, nos llama la atención que propulsen este cambio defensores de los piratas o “comerciantes informales” que se benefician del trabajo intelectual y laboral de los autores sin que estos reciban ninguna compensación.
En la entrevista mencionada, más adelante, el director de Sencamer continua diciendo: “los derechos de autor y los derechos conexos deben ser considerados un elemento de acción privada. Por tanto las acciones por infracción serán ejercidas directamente por los afectados, y por esta condición el Estado no debe actuar de oficio frente a una supuesta violación. De este modo se debe evitar la criminilización en referencia a las infracciones y la aplicación de sanciones desproporcionadas”
Es decir que ya el Estado no deberá organizar brigadas especiales contra la piratería. Ni el CICPC ni el SENIAT podrán actuar en contra de las mafias que se roban de nuestro trabajo, pues lo importante es proteger a estos “comerciantes informales” porque las empresas “tienen un interés encubierto para promocionar a sus artistas en aquellos países donde la gente no tiene dinero para adquirir versiones originales a precios abusivos.”
El señor Saman señala que la constitución del 99 “permite a editoriales y grandes corporaciones despojar a los autores de sus derechos”.Y nosotros le preguntamos y ¿qué es lo que hacen los piratas que el defiende?
En la breve polémica que mantuvimos recientemente en un programa en RNV con el señor Saman, se nos quiso señalar como favorables a las transnacionales por defender el derecho a la propiedad intelectual del autor y la autora. Y por considerar que todo ello esta vinculado estrechamente a la protección derechos materiales del autor. Nuestros argumentos van en el sentido de que, al eliminar el derecho a la propiedad intelectual de los derechos individuales o culturales y no explicitarlo en ningún otro artículo de la constitución se esta retrocediendo. Se nos quita un avance importante que debía ser fortalecido al introducir las correcciones como la de su carácter de inalienables, inembargables, irrenunciables e imprescriptibles de estos derechos, a fin de evitar que las empresas se apropien de algo que tan sólo debe corresponder a acuerdos parciales de uso y difusión y no de carácter permanente y absoluto como ocurre hasta ahora.
Los autores cinematográficos debemos estar movilizados en contra de estas interpretaciones de los derechos que hablan de la “defensa en contra de las grandes empresas”, mientras procuran encubrir la defensa de los piratas. Si bien nuestra lucha en contra de los monopolios y de las grandes productoras que se adueñan de los derechos de los autores y autoras, sigue siendo valido y hay que profundizarlo, no puede ser que se haga con medidas legales para apoyar a estas mafias de piratas, que sin pagar impuestos ni reconocer el trabajo de los creadores, actuarán más impunemente de como lo vienen haciendo hasta ahora.
Le preguntamos al Superintendente Tributario Vielma Mora: ¿Cómo queda todo lo que nos planteo en las reuniones para coordinar la lucha contra la piratería? ¿Qué hay del compromiso de defender el cine nacional?.
Le preguntamos a nuestro colega y amigo Alberto Monteagudo ¿Es esto lo que tu has defendido con tanto ahínco y constancia? Es esto lo que procuraste se incluyera en la constitución vigente tal y como lo señalas en el texto que hemos reproducido en el blog de ANAC, del cual extraemos lo siguiente:
“Por fortuna , en nuestra Carta Magna ,y gracias a que en la Asamblea Constituyente estaban compatriotas como Earle Herrera , logramos introducir en su capítulo VI (De los Derechos Culturales y Educativos) una norma que incluso da una dimensión adicional a la jurisprudencia sobre el tema por cuanto habla de la “protección legal de los derechos del autor o de la autora”.De esta manera conseguimos que se le devolviera a “la persona humana que crea la obra” lo que por justicia y derecho le corresponde.”
A todos los autores y autoras les hacemos un llamado a discutir estos temas y mantenerse al tanto de estos asuntos que nos afectan y afectan el futuro de nuestras obras. El avance que pueda obtenerse en la lucha por los derechos de autor frente a los patronos y grandes productoras, no puede ser a costa del retroceso en cuanto a la protección y defensa del cine nacional. La piratería acaba con las posibilidades del cine en un mercado tan pequeño como el venezolano. No a la piratería.
"Detrás de toda obra de arte hay trabajo, si hay trabajo hay derechos"

4 comentarios:

Ricardo dijo...

Un punto de reflexión respecto al carácter criminal de la piratería es el siguiente: ¿Una persona que obtiene una copia no autorizada es un pirata? He podido observar que incluso el SENIAT apoya campañás privadas en contra de la piratería. Lo quiero señalar es que llamar criminal o pirata a las personas que por algún factor social incurren a la mal llamada "Piratería" para que su economía gire en torno a la distribución, reproducción y exhibición de productos y materiales audiovisuales en una forma de exclusión. La persona que señala a otro como criminal, debe primero analizar la epistemología de la palabra "Piratería" para luego identificar el verdadero problema, que es sin duda, la exclusión.

Anónimo dijo...

La palabra PIRATERIA es una palabra subjetiva, que solo se utiliza como sinonimo de lo que no es ORIGINAL y no se ajusta a lo legal, es decir no es LICITO, no esta lleno de LICITUD, La Ley de Derecho de Autor no contempla en su contenido la palabra PIRATERIA, sino aquel que comete tales delitos lo señala como INFRACTOR de la misma manera esta Ley sanciona a las personas que producen, comercializan y distribuyen este tipo de productos ilegales y no establece excepciones con respecto a la circustancia social, politica,economica, religiosa por la cual se comete dicho DELITO simplemente se sanciona al INFRACTOR...

Anónimo dijo...

No apoyo ni justifico la actividad de hacer copias ilegales de películas, software o cualquier otra cosa protegida por Copyright pero reprocho que una persona tenga que pagar hasta 300 Bs por un CD original porque el dueño de Recordland es un usurero lambusio que quiere ganar lo que le da la gana, yo he visto en tiendas del Sambil que los discos los ponen a la venta en 350 Bs y la semana siguiente están en 200 entonces si le ganan, le ganan lo que les da la gana porque son unos choros que no se conforman con tener ganancias del 50%, los altos precios estimulan la piratería entonces yo pregunto de quien es la culpa que la gente prefiera comprar pirata que original?

Anónimo dijo...

Si de piratería hablamos muchos "profesionales" venezolanos son los propios piratas, he conocido odontólogos, profesores y técnicos en redes que son unos piratas porque no demuestran con conocimientos lo que dice su título universitario, se gradúan de mediocres porque no saben nada y cuando van a trabajar ponen la torta enorme cuando los botan porque no saben nada, la educación en Venezuela si que es pirata tanto pública como privada, da verguenza que tengan que venir profesionales del extranjero a hacer el trabajo en el país porque los venezolanos no saben ni donde están parados, ejemplo los técnicos de Cantv esos si que son los propios piratas, mediocres no saben nada.